Constantemente pasa por mi mente muchísimas ideas y pensamientos, ¿Te ha pasado esto? Estoy segura que sí.

Hace mucho tiempo el volumen de mis pensamientos era tan alto que creía que podía hablar sola todo el día, ¿Puedes imaginarlo? Jijijiji ¡una locura! Pero estoy casi segura que a ti te pasa igual.

En cuanto tomé consciencia de esto decidí hacer algo con ello, sabía que de continuar así no tendría la capacidad para desarrollar nada productivo en mi vida y mucho menos ser feliz.

A través del tiempo he sido testigo viviente de mis procesos, los cuales entre otras cosas me han ayudado a confirmar el poder que tiene el pensamiento en mi estado de ánimo y en lo que puedo o no lograr.

Estoy convencida que podemos cambiar el tipo de pensamientos que generamos, porque lo pongo en prácticamente diariamente y es lo que quiero compartir contigo.

El primer paso es darnos cuenta de la calidad de lo que estamos pensando, en este escrito vamos a hacer hincapié en los pensamientos que emitimos hacia nosotras mismas, pero claro estos mismos pasos puedes aplicarlos en todos los casos.

¿Cómo te hablas? ¿Qué te dices a ti misma cuando te equivocas? ¿Cuáles son las palabras que te dices cuando estás buscando respuestas de por qué no logras eso que tanto deseas?

Estas respuestas con toda seguridad te llevarán a darte cuenta que no eres tan amable contigo misma como crees serlo. Y aquí tienes la clave del porque no estás vibrando en armonía, amor y felicidad.

¿Lo ves? Si tienes la idea constante de ser una tonta porque te equivocas una y otra vez, tu cuerpo está sintonizado con esa frecuencia, por lo que su vibración será de temor, de frustración, dolor y rabia, atrayendo a tu vida situaciones que insistentemente repites con este patrón, para que te des cuenta de lo que debes aprender, que en este caso parece claro que es aprender a valorarte a pesar de los errores. Hay una frase que me gusta mucho para aplicar en estos casos y es: A pesar de (colocar aquí eso que estoy rechazando) yo (tu nombre) me amo y me acepto tal y como soy. Ejemplo: A pesar de sobre exigirme constantemente yo Alexa Princz, me amo y me acepto tal y como soy.

Al sustituir las frases que normalmente te dices por frases como estas que acabo de mostrarte, de una manera constante y sostenida en el tiempo, comenzarás a ver sin lugar a dudas que tu vibración comienza a cambiar, a ser mucho más ligera y atractiva.

Cuéntame cómo te ha ido en la medida vas aplicando estos tips.

Te recuerdo que estoy aquí para apoyarte y acompañarte en este camino de crecimiento personal y espiritual.

Alexa Princz.

Si te parece interesante compártelo