La vida está llena de altibajos, esto es algo que todos vamos descubriendo a medida que transitamos este camino terrenal, estamos rodeados de circunstancias, positivas y negativas, nos damos cuenta que en el mundo hay luz y oscuridad, armonía y desarmonía, orden y caos, lucidez y confusión, tristeza y alegría, pero como es afuera es adentro, ya que nuestro mundo interior también contiene el mismo contenido en diferentes proporciones. Somos energía y eso nos hace un universo individual, pero a la vez vinculado con todo aquello que nos rodea. ¿Cuándo nos encontramos transitando por una situación difícil muchas veces nos preguntamos cuando acabara esto y por qué no podemos vivir en paz? La respuesta es que la paz es posible pero solo la puede encontrar dentro de ti.  
 

El primer paso para conectar con la paz es la Aceptación, cuando aceptamos que todo tiene una explicación más allá de nuestro conocimiento mental, nos ayuda a comprender que no todo gira a nuestro alrededor y que de la misma manera las cosas tienen una perspectiva más amplia de lo que podemos ver en ese momento, de hecho muchas veces después de que pasan las cosas (por lo general nos lleva mucho tiempo verlo) que aquello que paso era lo mejor para nosotros en ese preciso instante dadas las circunstancias, al aceptar lo que pasa incluso si no lo entendemos o no nos gusta dicha situación, nos permitimos confiar en ese poder superior que nos ayuda y nos soporta en todo momento. 

El segundo paso es fluir, a que me refiero con esto? Que cuando aceptamos y confiamos que todo lo que pasa es pasa es para nuestro bien más elevado, así como dice esa frase común: que todo lo que nos pasa es un regalo incluso cuando viene envuelto en papel de regalo de dolor, y que es el dolor? Cuando tengo apego por algo o alguien y no me permito fluir y confiar que todo se resolverá en el momento correcto y perfecto, y no cuando yo quiera. 

El tercer paso, aunque va de la mano en cada paso anterior es la respiración, algo tan sencillo y tan indispensable como respirar rítmicamente nos permite conectarnos con el momento presente, ya que solo tenemos el presente, el pasado ya paso y no podemos hacer nada al respecto, ni siquiera pensando contantemente en ello, lo mismo pasa con el futuro, sobre todo si nos conectamos con ese futuro desde la ansiedad y llega a generar estrés. Respirar conscientemente y rítmicamente además de hacer un reconocimiento a nuestros maravillosos pulmones del regalo que nos dan a cada momento por permitirnos estar vivos, nos permite conectar con el aquí y el ahora y enfocar nuestros pensamientos en todo aquello que queremos atraer a nuestra vida. 

La paz solo es posible cuando existe dentro de nuestros corazones, cuando puedas encontrar la paz aun en medio del caos externo, te habrás convertido en un verdadero maestro de tu vida. 

Es importante valorar el regalo de la paz y la mejor manera de hacerlo es comprometiéndote contigo mismo a realizar los cambios que sean necesarios para comenzar a experimentar la vida desde una conciencia más elevada. El planeta en este momento se encuentra en procesos de cambio y en estos cambios nos están invitando a cambiar nosotros para evolucionar al mismo ritmo y nivel que el planeta mismo, es probable que estés experimentando cambios en todos los niveles de tu vida, incluso síntomas físicos  y emocionales sin una explicación lógica de su manifestación, son parte de este proceso de movimiento energético que se está llevando a cabo, sigue los pasos anteriormente mencionados y te aseguro que será mucho más fácil transitar todo este proceso maravilloso llamado vida. 

Con amor  

Breidy P. Navarro

Si te parece interesante compártelo